Testimonio de

Michela Nieri

Decidí tomar clases con el profesor Jesús porque tenía claro, por la experiencia obtenida en los dos ejercicios anteriores, que para aprobar mi tercer examen de grado necesitaba tres cosas específicamente: tiempo, orden y constancia. El examen de grado provocaba en mi gran presión, es casi la última etapa de la carrera y en mi opinión la más difícil, por lo que estudiar con un tiempo considerable de anticipación, en este caso 5 meses aproximadamente, fue la clave para que este período no se convirtiera en una tortura, es por esto que uno de los puntos que recalco positivamente de mi experiencia con las tutorías es que el profesor calcula perfectamente el tiempo adecuado para lograr abarcar todas las materias generando tranquilidad en una durante todo el periodo.

Por otro lado, sentía que necesitaba orden en mi método de estudio, al ser tanta la materia que abarca el tercer ejercicio este es un punto realmente importante si se pretende aprobar, cuestión que el profesor toma totalmente en cuenta debido a la estructura y organización de sus clases, utilizando una metodología clara y efectiva.

Y por último hago principal énfasis en la constancia que empleamos en la preparación del examen, ésta se logró debido a que todas las semanas era interrogada por el profesor respecto de determinadas materias, si bien en un comienzo se me hizo difícil organizarme y lograr rendir en las pruebas, con el tiempo éste método se volvió costumbre y me ayudó infinitamente a llevar un ritmo de estudio continuó y permanente con el cual pude lograr el objetivo que me motivó a tomar las tutorías, es decir, aprobar el examen de grado.